Funcionario de era Obama hizo que la caravana de migrantes sea posible

El apparátchik todavía interviene en Guatemala y quiere gobernarla

Obama caravana migrantes

Durante el mandato de Obama, Todd Robinson colocó a socialistas en altos puestos dentro del Gobierno y de la judicatura en Guatemala. (US Embassy Guatemala)

Read in English (Epoch Times).

Hay un estadounidense que es famoso en Guatemala pero no en su país. Sin embargo, con la caravana de miles de migrantes centroamericanos que se dirige al norte, eso está por cambiar.

Todd Robinson fue embajador en Guatemala de 2014 a 2017 y el esbirro fiel del expresidente Barack Obama. Ahora asesor principal del Departamento de Estado sobre América Central, Robinson está trabajando agresivamente en contra de la política exterior del presidente Trump.

El abierto menosprecio de Robinson por la diplomacia, la ley y las políticas de Trump ha exacerbado el flujo de migrantes y drogas ilegales hacia Estados Unidos.

Infiltración y dominación: el modus operandi

Durante el mandato de Obama, Robinson colocó a socialistas en altos puestos dentro del Gobierno y de la judicatura en Guatemala. Estos aliados provienen de las guerrillas que Fidel Castro apoyó durante el conflicto armado interno de 1960 a 1996. Ellos protegen a pandillas que dominan áreas rurales y promueven la anomia en las zonas fronterizas de Guatemala, partes clave de la única ruta terrestre para el contrabando.

En 2016, el entonces embajador Robinson convocó a un pequeño grupo de líderes congresistas a su residencia privada. En el jardín interno de su casa, insistió que ellos nombraran a una aliada marxista, Gloria Porras, a la Corte de Constitucionalidad, la máxima instancia judicial del país. Robinson dejó claro que cualquier congresista que no cooperara estaría sujeto a cancelaciones de visa estadounidense y a investigaciones criminales.

Pese a denuncias de corrupción en su contra, Gloria Porras consiguió 145 votos a favor (6 en contra) y el nombramiento; tal era la intimidación y la influencia de Robinson. El legislador Fernando Linares se opuso argumentando que los líderes congresistas habían violado el procedimiento parlamentario. Votó contra Porras e inmediatamente el consulado de EE. UU. le revocó su visa.

El hijo de Linares, un miembro de la Guardia Nacional de Carolina del Sur, murió repentinamente a los 27 años de edad. Linares solicitó una exención especial para asistir al funeral, pero los oficiales estadounidenses le negaron la visa.

En el documental De Hillary con amor, Linares explicó: “Me lo han dicho otros magistrados actuales… [Porras] dice ‘lo que yo quiero que ustedes hagan y por lo que quiero que voten tiene el respaldo de EE. UU. a través del embajador en Guatemala’”. El chantaje de Porras a magistrados reticentes incluye amenazas de investigaciones penales.

Con un poco de ayuda de las Naciones Unidas

Un arma de Obama para subyugar a Guatemala ha sido la Comisión Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), la cual es una organización criminal ella misma. El vicepresidente Joe Biden viajó a Guatemala tres veces, entre 2014 y 2015, e intimidó al expresidente Otto Pérez Molina para que extienda el mandato de la CICIG.

El comisionado de la CICIG, Iván Velásquez, es un marxista colombiano reconocido por Judicial Watch por su “agenda de izquierda“. Con el apoyo del Departamento de Estado de Robinson, Velásquez depuso a Pérez Molina y quiso cancelar las elecciones de 2015 para colocar en el poder a aliados colectivistas.

Tras fracasar en cancelar los comicios, Robinson y Velásquez apostaron por Sandra Torres del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) como candidata presidencial. Exguerrillera y probablemente partícipe de un secuestro de alto perfil antes de los acuerdos de paz de 1996, ella perdió ante Jimmy Morales, un novato político y excomediante, por 33 % versus 67 % en segunda vuelta.

Para continuar con la política de Obama, Robinson tuvo que someter a Morales, un outsider contrario a la clase dirigente. Un medio de prensa financiado por la Open Society Foundations de George Soros ha alardeado que Robinson vetó a los elegidos por Morales para el Ministerio del Interior y finalmente nombró al candidato de Robinson. Lo mismo sucedió con otros ministerios, incluyendo el de relaciones exteriores.

El show debe continuar bajo Trump

Personas presentes durante la fiesta de Robinson por las elecciones de noviembre de 2016 describen su depresión acerca de la victoria aguafiestas de Trump. Robinson trató de convencer a los guatemaltecos que nada cambiaría bajo Trump. También intentó pero fracasó en cambiar la Constitución de Guatemala para consolidar el control de sus aliados socialistas sobre el Poder Judicial antes de que Trump pudiera actuar.

Los aliados ministeriales de Robinson ayudaron a distanciar a Morales de Trump. Sin embargo, el tiempo se le acabó a Robinson cuando el Departamento de Estado lo trasladó a Venezuela como encargado de negocios. Este puesto convenientemente no requería confirmación del Senado de EE. UU., un proceso que podría haber revelado sus crímenes en Guatemala.

Luego de dejar Venezuela, una de las primeras declaraciones de Robinson en su actual puesto fue asegurar que el apoyo estadounidense a la CICIG continuaría. La CICIG, que intentaba derrocar a Morales para evitar que trabajara con Trump, había atraído el escrutinio legislativo estadounidense por colusión con Rusia acerca de la persecución de uno de sus ciudadanos que se oponía al Presidente Vladimir Putin.

El Wall Street Journal, Judicial Watch y el Congreso de EE. UU. había descubierto actividades criminales de la CICIG. Un informe de cuatro organizaciones civiles de Guatemala describe cómo la comisión ha violado su mandato y ha llevado a cabo un programa político ilegal contra los conservadores de Guatemala. Esto no pudo haber sucedido sin la participación activa del Gobierno estadounidense, especialmente de Biden y Robinson.

Torres es la principal candidata para las elecciones presidenciales de 2019. En septiembre ella publicó una fotografía posando frente al Departamento de Estado, donde se reunió con Robinson. Él se quejó que el partido de Torres no estaba haciendo lo suficiente para oponerse a Morales, quien en ese entonces gozaba del público apoyo del secretario de Estado Mike Pompeo.

Robinson insistió en que UNE interpela a los nuevos ministros de Interior y Relaciones Exteriores de Morales al Congreso guatemalteco como parte de un esfuerzo para separar a Morales de Trump.

Con amigos así…

El dictador venezolano Hugo Chávez canalizó dinero a UNE a través del entonces canciller Nicolás Maduro, ahora su sucesor. UNE unánimamente votó en el Congreso de Guatemala contra condenar a Maduro por violar la Constitución venezolana.

No sin ironía, Robinson y Maduro usan el mismo partido en Guatemala para promover sus intereses. Esto es consistente con la perfidia contra Trump en Venezuela y nuevamente ahora en su nuevo puesto.

Trump tiene una oportunidad de trabajar con Morales y reducir significativamente el flujo de migrantes y drogas ilegales desde y hacia Guatemala, lo cual beneficiaría también a México. El cambio requiere sacar a Robinson y a otros del Departamento de Estado que todavía intentan imponer a los corruptos de Obama en Guatemala.

Steve Hecht contribuyó a este artículo.

Fergus Hodgson

Fergus Hodgson

Managing Editor

Fergus Hodgson is executive editor of Antigua Report, a consulting firm and publication that connects the Americas. He is also the roving editor of Gold Newsletter in Louisiana, a research fellow with the Tax Revolution Institute in Washington, DC, and an economic consultant with the Fraser Institute in Canada. Previously, he was the editor in chief of the PanAm Post and director of fiscal policy studies with the John Locke Foundation in North Carolina. He has studied economics at Boston University, political science at the University of Waikato, New Zealand, and Cuban history at the University of Miami. His articles have appeared in online outlets such as the American ConservativeDaily Caller, Fox News, and LewRockwell.com, and in dailies such as the Charlotte ObserverCleveland Plain DealerSacramento Bee, and Washington Times.

More Posts