Los demócratas deben asumir la responsabilidad de un juicio completo

La oportunidad de descorrer la cortina de la corrupción atenúa sus riesgos

Un juicio completo en el Senado es necesario para exonerar a Trump y educar al público sobre la perfidia demócrata. (Pxhere)

Read in English.

El líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell y la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi preferirían que no haya juicio de impugnación en el Senado, pero por distintas razones. McConnell está enfocado en el efecto que los votos del juicio tendría en los senadores que busquen la reelección, mientras que Pelosi conoce el efecto devastador que tendría un juicio completo en los demócratas. 

Esta semana, deberíamos saber si habrá un juicio completo o no. Si Pelosi no entrega los artículos del proceso de impugnación y el Senado no hace nada esta semana, es probable que no haya juicio. Esto se debe a que un juicio tardío sería mucho más perjudicial para los senadores que son candidatos para la designación presidencial demócrata. 

Si la decisión se postergara hasta luego de las primarias, el designado tendría la mayor influencia en el proceder de la decisión demócrata. Si fuera quien lidera las encuestas, Joe Biden, él insistiría en contra del juicio. 

Biden ha declarado que no hay ningún motivo para llamarlo como testigo –que él no tiene nada que ver con las acciones del presidente Donald Trump–. Eso es absurdo. Trump está acusado de retener ayuda financiera de Ucrania para presionar a su gobierno que investigue a Biden, el rival político de Trump este año. Una razón más convincente para que Trump haya mencionado una investigación es conocer y exponer qué es lo que pasó en la elección de 2016. 

Hay varias indicaciones de una conspiración entre los demócratas, ucranianos y el personal del Departamento de Estado para apoyar a Hillary Clinton y perjudicar a Trump. Todos los estadounidenses, excepto los partidarios que respaldan acciones criminales para favorecer su agenda política, están interesados en saber la verdad. Es parte central de nuestra República democrática y es precisamente lo que los líderes demócratas quieren evitar. 

Los demócratas están tan seguros que los republicanos tomarán la visión política tradicional –relacionar al proceso de impugnación con carreras políticas específicas del Senado y poner la mira en el próximo congreso– que están provocando a los republicanos, diciendo que ellos esconden la culpa de Trump. Este es un argumento poderoso para los demócratas que resonará entre los independientes e incluso en algunos republicanos si les dejan persistir hasta la elección. Si Trump no es culpable, ¿por qué los republicanos no querrían un juicio completo?  

La explicación política tradicional para la resistencia de los republicanos a llevar a cabo un juicio de impugnación completo solamente hace sentido a los operativos políticos profesionales, no al público en general. Trump aparentemente apoya un juicio completo, lo que coincidiría con sus firmes instintos políticos que ha tenido hasta ahora. 

Los abogados que favorecen a Trump dicen que un juicio es riesgoso. Con virtual certeza de absolución, ¿por qué correr riesgos? Esta es una perspectiva limitada. No es un juicio penal; es un evento político, una oportunidad única para presentar al público, sin filtros, la indiferencia demócrata a la ley, a la Constitución y a los ciudadanos. Incluso con riesgos para Trump, un juicio completo en el Senado es necesario para exonerarlo y educar al público sobre la perfidia demócrata.  

La mejor oportunidad que tienen los candidatos del Senado para la victoria es tener un juicio completo que exponga a los demócratas, una trampa fabricada por ellos mismos. Una vez que los estadounidenses conozcan la verdad, incluyendo el proceder “el fin justifica los medios” de los demócratas, ellos reelegirán Trump y otorgarán a los republicanos la mayoría en el Senado y en la Cámara.

Steven Hecht

Steven Hecht

Editor at Large Steve Hecht is a businessman, writer, and film producer, born and raised in New York. He has lived and worked in Guatemala since 1972. He holds a Bachelor of Arts in Economics and a Master of Business Administration in Banking and Finance, both from Columbia University. He has worked on development projects in Guatemala to help the country leave its underdeveloped state and reach its great potential. Realizing the misconceptions prevalent about Guatemala and Latin America in the outside world, he has written for the Washington Times, Daily Caller, Fox News, Epoch Times, BizPac Review, Washington Examiner, Frontpage Mag, New English Review, PanAm Post, and PJ Media and appeared as a guest on national American media programs including the Lars Larson Show. Steve’s reporting has included meeting with coyotes, the human smugglers who have ferried millions of illegal immigrants into the United States via Guatemala’s 595-mile border with Mexico.

More Posts