La elección se debate entre polos opuestos: libertad versus tiranía

Trump y Pence ofrecen prosperidad; Biden y Harris ofrecen socialismo

Trump Biden

Los demócratas ofrecen poder arbitrario y centralizado; Trump ofrece prosperidad. (Andrea Witburg)

Este artículo se publicó primero en inglés en The Epoch Times.

Las percepciones de los votantes sobre el futuro deciden las elecciones presidenciales. La decisión nunca ha estado tan clara como ahora: un gobierno de Biden y Harris acarrearía consecuencias generacionales y radicales en nuestro sistema judicial, nuestras libertades, nuestra economía y política exterior.

La risas burlonas, mentiras y respuestas superficiales de la senadora Kamala Harris en su debate con el vicepresidente Mike Pence no contribuyó a disminuir estas preocupaciones.

Sistema judicial

Si los votantes brindan una victoria a Biden y Harris, es probable que también voten por un Congreso y un Senado demócratas.

Luego de la muerte de la magistrada Ruth Bader Ginsburg, el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer, parado junto a la congresista novata Alexandria Ocasio-Cortez (AOC) en la ciudad de Nueva York, hizo una amenaza abierta. Si logran mayoría, los demócratas podrían eliminar el discurso obstruccionista y aumentar el número de magistrados en la Corte Suprema: “Todo está sobre la mesa”.

Joe Biden se negó en el debate presidencial a responder una pregunta directa sobre la toma de la Corte Suprema. Él dijo que no quería responder esa pregunta porque, “Si respondiera sí o no a eso, se convertiría en un gran problema”. Ahora Biden dice que responderá el día después de la elección. Abordar grandes temas es precisamente el objetivo de las campañas y especialmente de los debates.

Los demócratas, sin duda, se infiltrarían en la Corte Suprema como una forma de imponer su agenda y perseguir a sus enemigos políticos. Es decir, sería una corte llena de juristas activistas como el juez Emmet Sullivan de Washington D.C. Él ignoró precedentes de la Corte Suprema al no concordar con la moción del Departamento de Justicia para desestimar el caso en contra del general Michael Flynn.

Con una mayoría de jueces como Sullivan en la Corte Suprema y el control demócrata del Congreso y la Presidencia, tendríamos un Estado unipartidista que se autoperpetúa. Esto destruiría nuestra república constitucional.

Libertades

La administración de Obama y Biden aumentó la polarización durante su gobierno, oponiéndose a la Policía y promoviendo organizadores como los autoproclamados líderes marxistas de Black Lives Matter (BLM). Esto preparó el terreno para la violencia que hemos presenciado desde finales de mayo. Con el control demócrata del sistema penal y una Corte Suprema política, la anarquía que hemos visto en Seattle, Portland y otras ciudades se expandirá a lo largo del país.

“Yo siempre voy a interpretar estas protestas como un componente esencial de la evolución en nuestro país”, dijo Kamala Harris. “De hecho, yo creo que BLM ha sido el agente de cambio más significativo dentro del sistema de justicia penal”.

Sin vigilancia sobre su poder, el equipo de Biden y Harris restringiría nuestras libertades contempladas en la Carta de Derechos. Perderíamos las libertades de prensa y culto, el debido proceso y la Segunda Enmienda —que otorga el derecho de portar armas—.

Biden ha encargado a Beto O’Rourke el manejo de los esfuerzos de confiscación de armas. “Tú te encargarás del problema de las armas conmigo. Tú serás quien lidere este esfuerzo”, dijo Biden a O’Rourke en un mitín.

Biden y Harris están apoyando a los manifestantes mientras que invitan a reimaginarse —en otras palabras: acabar con— la policía y desarmar a los ciudadanos que cumplen con la ley.

Economía

La plataforma de Biden y Harris implica $4 billones en nuevos impuestos por una década. Junto con mayor carga regulatoria, esto terminaría con cualquier recuperación económica que resulte del COVID-19. Biden, Harris y el senador Bernie Sanders han formado seis grupos de trabajo para planificar el “uso de los impuestos como una herramienta para abordar las extremas concentraciones de ingreso y la desigualdad de riqueza”.

Biden dijo engañosamente en el debate que él no aprueba el Nuevo Acuerdo Verde ni la atención médica universal. Sin embargo, las dos políticas están justo ahí en su plataforma, y Harris también se aseguraría de que sucedan. Ella copatrocinó el Nuevo Acuerdo Verde con AOC y es una ferviente activista de la medicina socializada. Debido al deterioro cognitivo de Biden, Harris ya se está preparando para tomar su lugar.

Biden niega ser socialista, pero su plataforma y su equipo, incluyendo a Harris, son socialistas de pies a cabeza.

Política exterior

Biden y Harris suspenderán las tarifas sobre China y regresarán al acuerdo nuclear con Irán.

China compite injustamente mediante compañías subsidiadas y espionaje. Su meta es superarnos, algo que no puede lograr si nos mantenemos fuertes y los forzamos a competir honestamente. Trump está haciendo esto. Biden ha demostrado que abandonará la política pro estadounidense.

Irán está próxima a tener un arma nuclear. Barack Obama y Biden lo facilitaron. Un arma nuclear iraní nos haría escoger entre un rol menor en un mundo más peligroso o ir a guerra. Trump está consciente de la amenaza y está listo para poner un alto.

En nuestro hemisferio, Biden y Obama rescataron a la dictadura cubana al entregarles la desesperadamente necesitada moneda fuerte. Biden ha dicho que regresará a aquella política.

Cuba se involucra en la subversión a lo largo de América Latina para prevenir el desarrollo que otorgaría una alternativa convincente a su comunismo. Biden fomentó el caos en la región, lo que facilitó el tránsito de drogas y migrantes ilegales hacia Estados Unidos.

Biden y Harris despenalizaría el ingreso al país sin documentos. Bajo sus reglas, los migrantes económicos recibirían servicios gubernamentales, como atención médica. Millones vendrían. Conociendo que su deterioro económico y abuso de poder los llevaría a una derrota electoral, los demócratas habilitarían a estos nuevos inmigrantes y a quienes ya están ilegalmente aquí para votar.

Consecuencias históricas

Durante nuestra historia —excepto en la elección de 1864 en la Guerra Civil— siempre hemos tenido la oportunidad de corregir los errores en la próxima elección. Esto ya no aplica más.

Los demócratas ofrecen poder arbitrario y centralizado que nos privaría de nuestra libertad y propiedad. Trump ofrece empoderamiento para que las personas puedan volverse prósperos bajo la Constitución, así como los valores y las tradiciones estadounidenses.

Steven Hecht

Steven Hecht

Editor at Large Steve Hecht is a businessman, writer, and film producer, born and raised in New York. He has lived and worked in Guatemala since 1972. He holds a Bachelor of Arts in Economics and a Master of Business Administration in Banking and Finance, both from Columbia University. He has worked on development projects in Guatemala to help the country leave its underdeveloped state and reach its great potential. Realizing the misconceptions prevalent about Guatemala and Latin America in the outside world, he has written for the Washington Times, Daily Caller, Fox News, Epoch Times, BizPac Review, Washington Examiner, Frontpage Mag, New English Review, PanAm Post, and PJ Media and appeared as a guest on national American media programs including the Lars Larson Show. Steve’s reporting has included meeting with coyotes, the human smugglers who have ferried millions of illegal immigrants into the United States via Guatemala’s 595-mile border with Mexico.

More Posts