Corte de Guatemala daña la seguridad nacional de EE. UU. y las elecciones de 2020

Una presidencia amañada de Sandra Torres puede desembocar en otra Nicaragua

corte de constitucionalidad guatemala

La embajada estadounidense y el Departamento de Estado nunca han criticado los fallos ilegales de la Corte de Constitucionalidad. (CC.gob.gt)

La Corte de Constitucionalidad de Guatemala (CC), la última palabra en asuntos judiciales del país, se ha convertido en el foco de la batalla entre Donald Trump y el Partido Demócrata sobre la migración ilegal a Estados Unidos y sobre las elecciones presidenciales de 2020. Los magistrados de la CC han emitido fallos ilegales y políticos que favorecen un plan socialista con el apoyo de la embajada estadounidense y miembros claves del Partido Demócrata desde 2016.

Los magistrados ilegítimos socavarán el acuerdo de “tercer país seguro” entre Estados Unidos y Guatemala y arreglarán las elecciones presidenciales del 11 de agosto a favor de la socialista Sandra Torres.

El 18 de julio, la CC ordenó al Congreso de Guatemala que no debatiera una ley, entrometiéndose en una de sus funciones claves. Una comisión legislativa presentó una denuncia penal en contra de tres magistrados que emitieron el fallo, el cual fue una violación de la separación de poderes establecida en el artículo 141 de la Constitución de Guatemala.

La inmunidad que gozan todos los magistrados de la CC contra la persecución penal puede ser levantada por el Congreso. La Corte Suprema está obligada por ley a remitir la denuncia al Congreso, el cual luego vota para levantar o no la inmunidad del acusado.

El 2 de agosto los tres magistrados acusados presentaron un pedido ante la Corte Suprema para que esta no remitiera la denuncia al Congreso. La ley prohíbe a la corte entrar en los méritos de la denuncia. Según el artículo 16 de la Ley en Materia de Antejuicio, “el juez no podrá emitir en la nota de remesa juicios de valor, ni tipificar el delito”.

Los magistrados de la CC citaron el artículo 167 de la Ley de Amparo, Exhibición Personal y de Constitucionalidad: “No podrán ser perseguidos por las opiniones expresadas en el ejercicio de su cargo”.

Sin embargo, el artículo 69 de la misma ley establece: “Contra las resoluciones de la Corte de Constitucionalidad sólo procede la aclaración y ampliación, pero los magistrados que las dicten serán responsables con arreglo a la ley”.

Además, el artículo 154 de la Constitución guatemalteca dice: “Función pública; sujeción a la ley. Los funcionarios son depositarios de la autoridad, responsables legalmente por su conducta oficial, sujetos a la ley y jamás superiores a ella”.

Al no remitir al Congreso la denuncia contra los tres magistrados de la CC, la Corte Suprema los colocaría sobre la ley y confirmaría la dictadura judicial que impera en Guatemala.

La embajada estadounidense y el Departamento de Estado nunca han criticado los fallos ilegales de la CC. Los Demócratas, por su parte, siempre han defendido a la CC.

La llegada masiva de inmigrantes ilegales a la frontera sur de EE. UU. con México es el resultado del rechazo, por parte de los Demócratas, de reformar las leyes sobre el asilo, las cuales quienes migran por razones económicas utilizan como una puerta abierta. El acuerdo de “tercer país seguro” entre EE. UU. y Guatemala evita esta obstrucción al permitir al Gobierno Trump negar audiencias de asilo a migrantes que hayan pasado por Guatemala.

Guatemala celebró elecciones generales el 16 de junio. La embajada de EE. UU. había estado arreglándolas desde que su candidata Torres perdiera ante el presidente Jimmy Morales en 2015. Las autoridades electorales han descuidado las elecciones y las más de 2 mil denuncias sobre el proceso. La CC ha confirmado sus fallos ilegales y la embajada estadounidense ha apoyado a ambas instituciones.

Los burócratas permanentes del Departamento de Estado y los Demócratas se oponen al acuerdo de “tercer país seguro” y apoyan la candidatura presidencial de Torres. Buscan derrotar a Trump en 2020, lo cual también significa que desean que el flujo de migrantes ilegales continúe. La CC está a su servicio; anulará el acuerdo y rechazará cualquier acción contra las elecciones, sin importar lo que diga la ley.

Trump puede solucionar la crisis en la frontera sur de Estados Unidos, reducir la migración ilegal y dar a Guatemala una oportunidad de desarrollarse y alejarse del bloque Cuba-Venezuela-Nicaragua. Sin embargo, Morales debe actuar contra la ilegítima CC y los magistrados de la autoridad electoral. Trump debe apoyar este esfuerzo, entendiendo que su propia reelección está en juego.

Read in English.

Steven Hecht

Steven Hecht

Editor at Large

Steve Hecht is a businessman, writer, and film producer, born and raised in New York. He has lived and worked in Guatemala since 1972. He holds a Bachelor of Arts in Economics and a Master of Business Administration in Banking and Finance, both from Columbia University. He has worked on development projects in Guatemala to help the country leave its underdeveloped state and reach its great potential. Realizing the misconceptions prevalent about Guatemala and Latin America in the outside world, he has written for the Washington Times, Daily Caller, Fox News, Washington Examiner, Frontpage Mag, New English Review, PanAm Post, Epoch Times, and PJ Media and appeared as a guest on national American media programs including the Lars Larson Show. Steve’s reporting has included meeting with coyotes, the human smugglers who have ferried millions of illegal immigrants into the United States via Guatemala’s 595-mile border with Mexico.

More Posts

Support our work to unmask impunity and promote the rule of law. By donating, you will elevate press freedom and help us cover events ignored by the mainstream media.

DONATE

Leave a Reply