Cómo los contribuyentes de EE.UU. financian bloqueos en Guatemala

Organizaciones campesinas beneficiarias de USAID buscan derrocar al gobierno

Los bloqueos de las carreteras están perjudicando principalmente a los trabajadores durante la pandemia. (Claudia Jo-Ríos)

Read in English.

Desde finales de julio de 2021, activistas y oenegés lideradas por el Comité de Desarrollo Campesino (CODECA) han estado bloqueando las carreteras guatemaltecas pidiendo la renuncia del presidente Alejandro Giammattei y la fiscal general Consuelo Porras.

Algunas de estas organizaciones reciben fondos de la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) de Estados Unidos, pese a que están involucradas en acciones que atentan contra la misión de la USAID sobre promover la democracia, el crecimiento económico, la educación y la salud en Guatemala.

Los bloqueos de las carreteras están perjudicando principalmente a los trabajadores durante la pandemia, al ocasionar un total en pérdidas de ingresos equivalentes a 3 millones de quetzales (US$380.000) por día a los comerciantes y vendedores ambulantes.

¿Por qué están protestando las organizaciones campesinas?

Los manifestantes argumentan que la administración de Giammattei está tratando de encubrir su propia corrupción. El 23 de julio de 2021, Porras removió de su cargo a Juan Francisco Sandoval, quien por seis años lideró la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), procesando a más de 200 personas, entre las que se encontraban expresidentes y vicepresidentes, funcionarios públicos y empresarios.

Sandoval, quien presentó una solicitud de amparo y huyó hacia Estados Unidos alegando persecución, dijo que Porras lo despidió porque él ha estado investigando corrupción que involucra a Giammattei. El 24 de agosto, en un informe de New York Times, Sandoval acusó al presidente de recibir coimas de una compañía minera rusa.

No es la primera vez que Sandoval está involucrado en controversias. En el caso de corrupción de Odebrecht, él usurpó el rol del Procurador General y fue parte de la alianza transnacional que persiguió y encarceló a la familia rusa Bitkov en Guatemala.

Sandoval exclamó que Porras lo removió de su cargo ilegal y arbitrariamente sin presentar evidencia de sus fallas o delitos. Mientras que la Corte Suprema de Justicia ha pedido a Porras más información acerca de su decisión, ella ya ha designado a José Rafael Curruchinche, exfiscal de delitos electorales, como el nuevo líder de la FECI.

¿Quién es Juan Francisco Sandoval y por qué él es importante para ellos?

Cuando fue removido, Sandoval estaba investigando más de 100 casos de corrupción asociados a empresarios, exoficiales de justicia y servidores públicos. Medios locales, organizaciones sin fines de lucro y movimientos progresistas apoyaron a Sandoval y argumentaron que su remoción es una táctica de Giammattei y Porras, quienes supuestamente son parte de una red criminal. Los manifestantes que bloquean las carreteras exigen el regreso de Sandoval y la renuncia del Presidente y la Fiscal General.

Sandoval, sin embargo, ha sido una pieza estratégica para imponer aliados progresistas en el gobierno mediante una guerra judicial. Él ayudó a algunos candidatos a magistrados de la Corte Constitucional (CC) al emitir cargos criminales ilegales en contra de otros en un intento de remover competidores. La CC tiene la última palabra sobre asuntos judiciales en Guatemala.

Un claro ejemplo ha sido su constante confrontación con candidatos propuestos por el Colegio de Abogados de Guatemala. Él ha emitido órdenes de arresto en contra de los magistrados ganadores dos veces, en septiembre de 2020 y en marzo de 2021.

Además, la Fundación en Contra del Terrorismo ha presentado 15 denuncias penales en contra de Sandoval en distintas ocasiones.

Pese a estas y otras irregularidades, el Departamento de Estado de EE.UU. (DOS) entregó a Sandoval un premio por su trabajo anticorrupción en febrero de 2021. Luego de su remoción, el DOS y el Presidente Joe Biden condenaron la acción de Porras y redujeron la cooperación estadounidense con Guatemala.

Algunas de las organizaciones civiles e indígenas que están participando en los bloqueos han recibido apoyo financiero del DOS o la USAID en proyectos relacionados a transparencia, desarrollo rural y derechos humanos. Aunque su impacto permanece desconocido, Sandoval significa seguridad de financiamiento para ellos.

Escribiendo para el periódico Prensa Libre, José Molina, presidente del gremio de cultivadores de palma de Guatemala, dice que la remoción de Sandoval es un pretexto para crear desorden social. Como ocurrió en Ecuador, Chile, Perú y Colombia, las organizaciones radicales de izquierda se toman las calles para desestabilizar gobiernos y dañar la imagen de las instituciones.

¿Cuáles organizaciones están promoviendo los bloqueos?

Dos organizaciones están liderando los bloqueos y los paros nacionales: CODECA y 48 Cantones. Otras comunidades indígenas y campesinas, movimientos estudiantiles y sindicatos profesionales se han unido a ellas.

CODECA es una organización campesina creada en 1992 para mejorar las condiciones de trabajo y el desarrollo rural. Sin embargo, CODECA ha sido sujeto de más de 400 denuncias penales por invasión, robo de energía y extorsión a los campesinos. CODECA supuestamente roba 250 millones de quetzales ($32,3 millones) en energía al año y la revende a los residentes rurales.

CODECA ha recibido fondos de los gobiernos de Noruega, Suecia, España y Estados Unidos. En 2010, pese a su evidente misión política, la Fundación Interamericana, agencia federal de EE.UU. que promueve el desarrollo comunitario en la región, entregó a CODECA $134.890. En 2016, CODECA también recibió una beca de Front Line Defenders, una oenegé defensora de derechos humanos financiada por Open Society Foundations de George Soros.

48 Cantones es una organización indígena localizada en el municipio de Totonicapán. No tiene registro oficial y dice seguir la antigua ley Maya. En efecto, 48 Cantones se ha vuelto un gobierno local paralelo en su comunidad.

En 2011, la USAID apoyó un proyecto por medio de Rainforest Alliance para preservar 22.000 hectáreas de bosque en las montañas guatemaltecas. Aunque la USAID buscaba reducir la emigración con este proyecto creando condiciones ideales y nuevos empleos, 48 Cantones tiene la regla de no pagar a sus colaboradores e indica que todo trabajo es voluntario.

¿Qué otras organizaciones han recibido fondos de USAID?

La USAID ha trabajado en Guatemala por más de una década, ya sea apoyando iniciativas de organizaciones internacionales o entregando fondos a oenegés locales. En 2019, la USAID anunció una nueva forma de colaboración para integrar la perspectiva de las comunidades indígenas, abriendo camino a más beneficiarios.

De acuerdo con el informe de cooperación con Guatemala de la Casa Blanca de 2021, la USAID trabaja con agencias gubernamentales guatemaltecas y proveedores privados de servicio: Destino Desarrollos, Agro Atlantic e InterBanco.

En total, la USAID ha canalizado $101,4 millones a Guatemala en lo que va de 2021 y $94 millones en 2020. Los tres sectores principales con mayor gasto son proyectos de gobierno y sociedad civil, costos operativos y proyectos en agricultura.

Adicionalmente a CODECA y 48 Cantones, la USAID ha apoyado a las siguientes organizaciones:

  • Local Nexus
  • Cecchi Consulting
  • Instituto Centroamericano de Estudios de Social Democracia
  • Fundación Myrna Mack
  • Fundación de Antropología Forense de Guatemala (FAFG)
  • Red Internacional de Mujeres por Soluciones Guatemaltecas
  • Foundation de Desarrollo Ecológico (FUNDAECO)
  • International Resources Group

Muchas de estas organizaciones están participando activamente dentro o publicamente detrás de los bloqueos. Además, CODECA, FAFG, la Fundación Myrna Mack y FUNDAECO también han recibido apoyo de Open Society Foundations.

IO-Memo-Guatemala-USAID-esp

Paz Gómez

Paz Gómez of Quito, Ecuador, is a policy analyst with Econ Americas and the cofounder and academic coordinator of Libre Razón, a liberal think tank. Follow @mpazgomezm.

More Posts